DOOR LOCK

¡Buenas tardes amantes de lo asiático!

Seguimos con los thrillers coreanos de mano de esta Door Lock y de una protagonista como Gong Hyo-Jin que siempre tiene algo con lo que sorprendernos. En esta ocasión tenemos una película que gira entorno a la vida de una mujer que es acechada por un misterioso hombre que se cuela en casas ajenas para aprovecharse de las inquilinas y crear así un juego macabro que pondrá entre la espada y la pared a sus víctimas. Una de ellas será nuestra protagonista, una trabajadora de un banco que verá su vida afectada por dichos sucesos.

Jugando con una tensión creciente que consigue hacernos remover en nuestros sofás, esta cinta tiene momentos típicos del género que a veces pecan de ser demasiado previsibles, pero también otros que sorprenden. Con un par de giros de guión que no sorprenden, la película podría haberse esforzado más argumentalmente, ya que incluso el retrato del asesino es demasiado tópico como para no ver por dónde irán los tiros. Con algunas trampas sencillas en el guión que podremos leer antes de que sucedan, Door Lock se convierte en un simple pasatiempo que podría haber sido mucho más.


DOOR LOCK






Kyung-Min vive sola en un apartamento tipo estudio que paga gracias a su trabajo en un banco. Un día, encuentra evidencia de que alguien irrumpió en su apartamento, causando en ella cierta paranoia que irá creciendo con el paso de los días al darse cuenta que es mucho más que un caso aislado. Será entonces cuando tenga que comenzar una carrera contrarreloj para salvar su vida mientras intenta desenmascarar al perpetrador de su allanamiento y acoso. Door Lock se erige en sus primeros miutos como una película mezcla de terror y thriller muy prometedora, con una protagonista que se sabe desenvolver y que transmite confianza frente a la cámara; pero con el paso de los minutos nos daremos cuenta de las fallas de un guión que acaba pecando de ser demasiado previsible y comercial, dejando de lado la sorpresa por el entretenimiento. Gong Hyo-Jin se convierte así en lo mejor de una película de la que era difícil extraer mucho más.

Door Lock es ante todo una película comercial, llena de momentos que el público sabrá reconocer si está habituado al género y que no sorprende por casi nada de la propuesta que presenta. Para mí, esta película tiene dos motivos esenciales por los que la recomendaría: el primero, una protagonista que siempre se come la cámara con su gran trabajo, y el segundo, un ritmo dinámico que nos mantiene en tensión incluso sabiendo lo que puede ocurrir. No hay que ser un cinéfilo empedernido para ver venir ciertas cosas del guión, pero son efectivas en cuanto a entretenimiento. El cine coreano nunca falla en términos de calidad y Door Lock no es la excepción a esta regla no escrita. Además, puedo poner como punto positivo, que la película no es muy larga, teniendo una hora y cuarenta minutos bastante disfrutables que no pesan en ningún momento.





La película comienza bien, con unas primeras escenas de la vida diaria de nuestra protagonista, sus rituales al levantarse y al ir a trabajar y algunos planos que no acabaremos de entender hasta que nos adentremos más en la película. Al principio, pensamos que ella tiene una pareja con la cual vive en su casa, ya que en más de una ocasión veremos levantarse de la cama a alguien que incluso desayuna en su cocina, pero luego nos daremos cuenta de la perturbadora verdad detrás de dichas imágenes. Una vez creado este primer giro aterrador, la película comenzará a coger un ritmo y tensión endemoniados que nos harán mordernos las uñas casi hasta el final. Es verdad que podemos prever algunas decisiones, pero nos meteremos tan de lleno en lo que está pasando (estando todo muy bien narrado y de forma coherente) que no nos importará en absoluto.

Además, aunque los personajes no tiene una evolución muy destacable, todos ellos cumplen una función clave en cada uno de sus segmentos, destacando por encima de todos el de Gong Hyo-Jin, actriz que una vez más demuestra no solo saber actuar en comedias del tipo de Love Fiction o películas románticas como Happiness, sino en historias mucho más serias estos últimos años como Missing o la propia Door Lock. Saber adaptarse a cada situación es muy importante para una actriz y ella demuestra lo bien que se le da en cada oportunidad que recoge. Seguramente lo que más me falle sea un final bastante flojo en el que no veremos más que tópicos del típico Happy End, pero bueno, el conjunto no es para nada malo, así que podéis darle una oportunidad si aún no lo habéis hecho. Quiero también destacar el hecho de que el director, Lee Kwon solo había dedicado su carrera a dirigir películas y series dentro del género de la comedia romántica, por lo que este salto a un cine mucho más adulto es un riesgo que no le ha salido nada mal.






Conclusión: Door Lock es un thriller con elementos típicos del género que funciona bien, pero que a veces tiene demasiadas trampas de guión que a estas alturas somos capaces de resolver rápidamente. Gong Hyo-Jin sigue siendo esa actriz que a todos nos encandiló con sus películas románticas y desempeña un trabajo fundamental para sostener la película en un género que ha demostrado dominar también. Efectiva y entretenida.


TRÁILER DE DOOR LOCK:




FICHA TÉCNICA DE DOOR LOCK:

Título original: Do-eo-lak (Door Lock)
País: Corea del Sur
Año: 2018
Duración: 102 min.
Director: Lee Kwon
Reparto: Gong Hyo-Jin, Kim Ji-Won, Kim Sung-Oh, Lee Chun-Hee
Género: Thriller
Nota: 6/10


Twitter: @myasianmadness


¡Hasta pronto y a ver mucho cine asiático!


Comentarios

  1. Hey, I just read out your blog, it's quite interesting and informative thank you for sharing it, personally i like Handles4u for Door Locks they supply products to improve the security of your gates, garages and windows.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares