NETFLIX (30) - MON MON MON MONSTERS

¡Buenas tardes amantes de lo asiático!

Comenzamos el año con energía y con una novedad que ha llegado hoy mismo al ya largo catálogo de Netflix, una película taiwanesa llamada Mon Mon Mon Monsters que pudimos ver en 2017, en el Festival de Sitges allá por el mes de Octubre y que ha levantado pasiones para aquellos que ya tuvieron la oportunidad de verla. Una cinta cargada de personalidad que sabe jugar muy bien sus cartas de principio a fin. Segunda película del director Giddens Ko que ya debutó en 2011 con la comedia romántica You are the apple of my eye.

Con una puesta en escena de lo más extravagante, Mon Mon Mon Monsters consigue atraparnos con una premisa fantástica que esconde tras de si muchos mensajes, moralejas y reflexiones actuales. El director, que sabe cómo captar nuestro interés con varios elementos muy bien trabajados, hace que las casi dos horas de metraje sean una lección de cine que va más allá de unas pocas bromas infantiles o una historia ordinaria. Sin duda, todos aquellos que no hayan tenido la oportunidad de ver esta película, tienen una oportunidad de oro gracias a Netflix.


MON MON MON MONSTERS






Acosado violentamente por sus compañeros de clase, Shu-Wei Lin ha sido castigado junto a los bullies de la clase a realizar tareas comunitarias. Los cuatro chicos deben pasar las tardes cuidando a gente mayor, a la que pretenden robar. Una noche, topan con un par de monstruos en un bloque de edificios de oscuros secretos y secuestran al más pequeño, iniciando así un ciclo sin fin de acoso y tortura, del que no escapará nadie. Una historia llena de elementos fantásticos que nos servirán de hilo conductor a la hora de contarnos el verdadero mensaje que la película esconde. ¿Quién es más malvado, los monstruos que intentan comernos o el propio ser humano que no siente empatía por nada ni nadie?

Mon Mon Mon Monsters es una película que evoluciona en todos los aspectos. Los primeros minutos de metraje nos presentan a un chico que tiene que soportar el maltrato, tanto físico como psicológico, de todos sus compañeros de clase. Tras eso, pasamos de un drama inicial a unos momentos mucho más cómicos hacia la mitad de la película, cuando se intenta suavizar dicho tema con algunas bromas fáciles. Y es que, si algo está claro en esta película, es que el tono no está prefijado, por lo que tendremos la sensación de no saber si estamos ante un drama, una comedia, una película de terror o una mezcla de todo. Personalmente me decanto por esto último, y es que si bien es verdad que durante la mayor parte del largometraje estaremos viendo una vertiente mucho más seria, el director consigue quitar algo de tensión en los minutos centrales para prepararnos para un final espléndido.




A través del elemento fantástico que suponen los dos monstruos que aparecen al comienzo de la película, conoceremos a cada uno de los personajes y nos adentraremos en sus personalidades, vidas y pensamientos mientras estos juegan y torturan a dicho monstruo. Y es que aunque esta pueda parecer la típica película adolescente o juvenil que solo pretende introducir algunos screamers, en realidad es todo lo contrario, pues si bien los elementos del cine de terror más clásico son recurrentes en muchas de las escenas, el guión quiere centrarse mucho más en la crítica social. Destacable es el hecho de que los abusones sean los protagonistas de esta cinta, haciéndonos sentir cierta impotencia por los actos que llevan a cabo. Personajes llenos de odio, carencia de empatía, locura y un punto de cinismo preocupante componen el grueso de la trama. Antihéroes que nos harán saborear un final del que no puedo entrar en detalle.

En cuanto a efectos especiales, la película luce genial, pues recordemos que su procedencia (Taiwán) es algo precaria en el séptimo arte, y aunque poco a poco van evolucionando a la hora de rodar este tipo de proyectos, ver este buen trabajo sigue sorprendiendo. La recreación de los monstruos da cierta grima, y aunque bebe de otros personajes del género mezclados como los vampiros chinos o las típicas niñas de pelo largo y azabache del cine nipón, su imagen causa pavor y cierta inquietud. Es verdad que no dan miedo (ni los monstruos ni la película), pero tampoco lo pretenden. Si se sabe valorar esta película con la visión adecuada, sin duda es una producción muy rica en matices. No voy a desvelar ningún elemento de la trama y me voy a reservar más detalles para que podáis disfrutar mejor de la película. ¡Así que si hoy no sabéis qué hacer, Mon Mon Mon Monsters es vuestra escapatoria al aburrimiento!




Conclusión: Mon Mon Mon Monsters es una crítica muy original al bullying escolar. Una historia llena de mensajes entrelazados que nos hacen reflexionar a través de su fantasía y elementos extravagantes. Con un trasfondo social muy potente y unas interpretaciones que evolucionan junto a sus personajes, disfrutaremos durante sus casi dos horas.


TRÁILER DE MON MON MON MONSTERS:




FICHA TÉCNICA DE MON MON MON MONSTERS:

Título original: Guai Guai Guai Guaiwu! (Mon Mon Mon Monsters)
País: Taiwán
Año: 2017
Duración: 113 min.
Director: Giddens Ko
Reparto: Eugenie Liu, Kent Tsai, Teng Yu-Kai, James Lai
Género: Terror
Nota: 7'5/10


Twitter: @myasianmadness


¡Hasta pronto y a ver mucho cine asiático este 2019! ¡FELIZ AÑO NUEVO! 


Comentarios

Entradas populares