OUIJA BOARD (BUNSHINSABA)

¡Buenas tardes amantes de lo asiático!

Hoy me gustaría hablaros de una película de terror con grandes influencias provenientes de la cinta nipona Ringu. Cortada bajo el mismo patrón y consiguiendo una atmósfera realmente perturbadora, Bunshinsaba es para Corea del Sur, lo que Ringu fue (y es) para Japón, un símbolo mítico del cine de terror. Y es por ello que hoy no quería dejar escapar la oportunidad de hablar sobre esta película, ya que también hace poco más de 2 años se estrenó una cinta donde Bunshinsaba y Sadako medían sus fuerzas, como ya hizo ésta última contra Kayako ese mismo año. 2016 dio para muchas batallas únicas, sin duda.

Siempre es curioso ver estos crossovers que se marcan los asiáticos cuando menos lo esperamos, así que para ir allanando el terreno para este repaso de figuras icónicas, os voy a ir abriendo boca con este clásico tan aterrador. La película no tiene una sinopsis para echar cohetes en cuanto a originalidad se refiere, pero hay que admitir que en lo suyo sabe desenvolverse muy bien. Al fin y al cabo, lo que buscamos en una película de este estilo es que nos aporte buenos sustos y un par de giros de nuestra cabeza para evitar ver lo que sucederá debido al miedo, ¿verdad? Pues no os preocupéis, que sufriréis con gusto.


BUNSHINSABA






Tres amigas de instituto son maltratadas por sus compañeras. Un día, haciendo espiritismo, convocan al espíritu de una antigua alumna que murió 30 años atrás para que las ayude a vengarse de sus acosadoras. Las chicas que les hacían la vida imposible comenzarán a morir a partir de entonces en extrañas circunstancias. Bunshinsaba es una de las películas de terror más míticas de Corea del Sur, perteneciente a aquellos años de oro en los que el terror asiático estaba en la cúspide más absoluta del género a nivel mundial y con el que pasamos tantísimo miedo. En esta ocasión salimos de Japón (pues el j-horror no lo fue todo en dicha época dorada) y nos metemos en esta Bunshinsaba que para los curiosos debo aclarar que significa Tabla Ouija en español y que, por eso mismo, su título anglosajón fue Ouija Board (Witch Board) para su estreno mundial.

Hay que decir que de esta película se conocen pocos datos relativos a su vertiente económica, como su presupuesto, su recaudación exacta u otros menesteres similares, pero viendo la película nos daremos cuenta de que no fue ni poco ni mucho el dinero que se gastaron, ya que para la época su producción fue bastante decente e incluso ahora se deja ver con bastante dignidad. Dicho esto, he de admitir que aunque su ritmo llega a un punto que parece incluso casi frenarse, la película despierta interés y sabe mantenernos en tensión. En cuanto a ritmo y progresión es muy similar a Ringu, y es que si por algo brillan este tipo de películas, es por tomarse su tiempo en la construcción de la maldición y los consiguientes sustos. Bunshinsaba es lenta, pero sabe jugar sus cartas en los momentos clave.




Y aunque es una película interesante y bien acabada, hay que dejar claro también que ni la intento poner al nivel de otras producciones niponas ni nada semejante, ya que tiene cosas en las que mejorar y en calidad no va tan allá como otras. Una de las cosas que podrían haberse mejorado para esta cinta son algunas situaciones que se tornan algo ilógicas dentro del contexto de la película, ya que no entenderemos ciertas decisiones que toman algunos personajes estando constantemente acechados por un fantasma vengativo. El guión podría haberse pulido algo más para darnos esas vueltas de tuerca que de verdad nos dejan boquiabiertos. Todo cuadra, pero deja ese sabor agridulce de poder haber ido más. El director no arriesga mucho, pero tampoco se le puede recriminar nada al respecto. Recordemos que Ahn Byeong-Ki es conocido por haberse dedicado a dirigir producciones de terror durante toda su carrera. En el blog tenemos otro ejemplo como APT, una cinta muy similar a la de hoy pero no tan buena y algunas de las que aún me falta hablar como Phone o la posterior trilogía sobre Bunshinsaba que se sacaría de la manga para alargar su éxito en China. Curioso es que su última película haya sido una comedia (a veces va bien cambiar de aires).

Otra cosa mejorable es el tema de algunos personajes que se sienten demasiado encorsetados, demasiado rígidos, como prefabricados solo para ciertas situaciones, lo que llamaríamos personajes-objeto. Los personajes-objeto son aquellos que solo tienen incisión en la trama por un hecho concreto  (ej.: algún tipo de relación o nexo de unión con otros personajes) o con un fin en concreto (ej.: su muertes o influencia en la muerte de otros). Más allá de ello podemos decir que en general la construcción de personajes es digna y aunque no sea sorprendente cumple los requisitos del terror estándar. Bunshinsaba tiene otros puntos fuertes como una atmósfera bien creada o un apartado sonoro que a veces pone nervioso y muy tenso por sus sonidos dejados aquí y allá como gruñidos, arañazos, suspiros e incluso susurros. Sin duda, esta es una película muy disfrutable que espero que todos aquellos que tengáis aún pendiente veáis. Bunshinsaba sabe lo que es el terror y os lo hará padecer durante un rato.




Conclusión: Bunshinsaba ha sido considerado como el Ringu coreano desde que se estrenó por ser otro de esos espíritus malignos que tantos malos ratos nos han regalado. Con una influencia indiscutible de su antecesora nipona, esta versión coreana no pierde fuelle a la hora de conseguir una ambientación tétrica y llena de momentos tensos. Además, la recreación del maligno fantasma crea un mal cuerpo considerable que dejará satisfechos a los más fans del género. Eso sí, siempre hay cosas que mejorar y Ouija Board no es la excepción. Sustos con gusto sientan mejor.


TRÁILER DE BUNSHINSABA:




FICHA TÉCNICA DE BUNSHINSABA:

Título original: Bunshinsaba (Ouija Board)
País: Corea del Sur
Año: 2004
Duración: 92 min.
Director: Ahn Byeong-Ki
Reparto: Kim Gyu-Ri, Lee Se-Eun, Lee Yu-Ri, Choi Seong-Min
Género: Terror
Nota: 6'5/10


Twitter: @myasianmadness


¡Hasta pronto y a ver mucho cine asiático!


Comentarios

Entradas populares